Thursday, 3 April 2008

El viejo ha muerto

Tal vez me equivoque pero creo recordar que en "Los 7 samurais" hay un momento en el que un viejo decrépito llorando dice "no tenemos ni arroz para comer, tenemos que comer mijo", si la frase no es asi es algo parecido... He pensado muchas veces en esta frase ya que yo aquí en los poblados como mijo a diario. No sé de que coños se quejaba el viejo ese, el mijo está buenísimo... con él, despues de pulirlo, hacen couscous (pero en vez de máiz, de mijo) y con una salsa con unas hojas de árbol que se llama Yambo hacen un plato que esta riquísimo. Claramente Kurosawa no se deleitó con tal grato manjar. Aquí y ahora el calor es tremendo, al parecer aún queda lo peor y estoy más moreno que algunos negros, para éstos esto es motivo de suma alegria pues cuanto mas claros más guapos (segun ellos) incluso hay algunas mujeres que se ponen una crema que te destroza la piel pero al cabo de los años te la aclara. Sí, son igual de tontos que nosotros!!!
Bueno, que me voy por las ramas, este calor hace madurar los mangos. Los mismos que en Madrid pagamos a 3 euros aqui se caen de los árboles y se los comen las vacas. A veces me hago una ensalada de frutas de piña, platanos, papaya y mangos que está buenísima. En todo caso en los poblados siempre se come lo mismo, o arroz (cuando los samurais lo permiten) o mijo. Rara vez comen pescado y solamente en ocasiones especiales comen carne. Ésta ha sido mi alimentación durante los dos ultimos meses. Cuando vengo aquí a Kolda (hoy estoy aquí ya que mañana se celebra el aniversario de la independencia senegalesa de los franceses)aquí, decía, cuando como carne o huevos noto como mi cuerpo absorbe todos sus nutrientes como una esponja.

El otro dia Boubakri y yo volviamos de Tankanto para ir a dormir a nuestro poblado, Nemataba Mouko. Yo quería comprar jabón así que paramos en Nemataba Mandingue para comprar. Como yo no hablo mandinga (este es un pueblo en el que no saben hablar el idioma que se habla en toda la región, esto ocurre muy a menudo) fue Boubakri el que habló. Despues de un momento me dice: "sí tiene jabón pero ahora no te lo puede vender, dice que vuelvas mañana por la mañana si quieres". Yo, con la prudencia del viajero, esperé un momento para formular mis preguntas. Una vez alejados de la boutique:
-Boubakri, no he entendido bien, ¿es que la tienda estaba cerrada?
-No, la tienda estaba abierta.
-Pero el tendero ha dicho que ahora no podía vender sin embargo él estaba ahí detrás de la barra.
-No, él lo que ha dicho es que no puede vender jabón
-mmm, ¿por qué no puede vender jabón?
-No lo sé, no soy tendero- este tipo de contestaciones son muy típicas entre los africanos, parece que están enfadados, pero es así como hablan, muchas veces, cuando noto que alguien habla de mi y no entiendo, pregunto que qué dicen, la contestación suele ser "están hablando de ti"
-¿Pero puede vender cualquier otra cosa?
-Bueno, puede vender todo menos jabón, agujas, pimienta y azucar - yo estaba flipando. Con mi mentalidad de "Off License" y de la Ley esa de no vender alcohol después de nosequé hora pregunto:
-¿pero tiene que ver con un permiso o una licencia?
-No, no- Claramente Boubakri no quería ayudarme en mis dudas.
-¿Tiene que ver con una creencia?
-Imagino que sí.

Bueno y acabo la crónica con un extracto de mi cuadernito:

"Ya de noche, en la puerta de la cabaña, charlo con algunos jóvenes. Súbitamente, unos gritos muy fuertes, sobretodo femeninos, suenan a lo lejos, provienen del pueblo de al lado relativamente alejado del nuestro. Al principio, mi primera impresión, es pensar en una festividad. De un momento al otro, pienso, empezarán los tambores. Después de un largo silencio entre los jóvenes a mi alrededor decido preguntar, alguien me contesta "El viejo ha muerto"
Los gritos, cada vez más y mas fuertes, desencadenan, primero el grito y revuelo de otros animales para luego dar paso al llanto de otras mujeres en nuestra población. Poco después, en pequeños grupos, todos los habitantes de nuestra población con sus linternas (o sin ellas) desfilan en dirección al poblado que emana la furia.
Me he quedado solo en el pueblo, entonces he decidido escribir estas líneas"

2 comments:

Moncho Malalana said...

Hola Boubacar,

siento no haber escrito antes, pero he estado muy ocupado haciéndome alcohólico. Aún así te leo a menudo, andanza arriba, andanza abajo.

Aqui es todo tan occidental que apesta.

Háblale a tu familia de mí, menciónales que iré algún día.

Mel Alcoholica said...

Yo también te leo, panza arriba, panza abajo.

Un amigo acaba de volver de África. Fue a remontar el río de Gambia, y casi se quedó allá.